viernes, febrero 28 de 2020

Datasketch

Septiembre 05, 2016

Juan Gabriel en el top popular

El cantautor con sus notables contribuciones a la música popular en diversos géneros inmortalizó el lenguaje común de las rupturas amorosas, el desengaño, la traición, el desamor, la tusa y el despecho. Veamos con algunos datos el desempeño en su carrera.

 

Datasketch

Datasketch

@datasketch

La música popular o el llamado folklore, es una categoría que se ha establecido para diferenciar todos aquellos elementos, manifestaciones y maneras de expresión de algunos sectores poblacionales, especialmente rurales. Lo popular, a lo largo de la historia de América Latina, ha sido asimilado con lo vulgar, con las clases sociales que viven en la marginalidad. Al campesinado, por ejemplo y en lo que tiene que ver con el folklore, se le ha asignado un sinnúmero de adjetivos despectivos y peyorativos como “inculto”, “atrasado”, “poco refinado”, “popular”, “corroncho”, entre otros.

 

Para el caso que nos ocupa, traigo a la memoria a Juan Gabriel, cantautor, compositor e intérprete mexicano popularmente conocido como “el divo de Juárez” , fallecido el pasado 28 de Agosto. El cantautor con sus notables contribuciones a la música popular en diversos géneros como la balada, la ranchera, la música chicana, el pop, entre otros, inmortalizó el lenguaje común de las rupturas amorosas, el desengaño, la traición, el desamor, la tusa y el despecho.

 

Juan Gabriel cuenta con más de 60 álbumes, todos de diversos géneros pero, según iTunes, el pop en español fue el que más grabó, con 39 discos, superando a la música latina, las rancheras, los boleros y la música mexicana.


Esta experiencia cultural que Juan Gabriel abrió en muchas generaciones hispanoparlantes, especialmente en el género pop, significó la cotidianidad social visible, es decir, la inserción de lo popular en la sociedad, entendido como un tejido que, a pesar de muchas contrariedades entre la misma población, homogeniza gustos y las tendencias en el mercado contractual.

 

Este tipo de manifestaciones populares y del folklore permiten interpelar la realidad social, convirtiéndolos en un lenguaje común para todos, ya que la gente se siente identificada, conmovida, e incluso inspirada por las historias de esas canciones que nos hacen llorar, suspirar y recordar viejos amores, rupturas y desengaños.

 

El legado de Juan Gabriel está dando cuenta de procesos de visibilización, de reconocimiento no sólo de las clases marginales y los menos favorecidos, sino de la importancia de la construcción del Estado-nación, forjando una identidad nacional a partir de la música de despecho. La gente construye sentidos desde las letras de Juan Gabriel; por ejemplo, su canción Amor Eterno es y será reconocida por muchas generaciones como la canción dedicada a su madre fallecida, quien en su infancia estuvo ausente. En la actualidad, así tenga o no asidero en la realidad individual de quien la escucha, permanece en el inconsciente colectivo como una canción que representa la música ranchera y/o  de despecho.

 

Es posible anotar entonces ¿Qué sería de nuestras rupturas amorosas sin canciones de Juan Gabriel? ¿Cuál sería nuestro consuelo músical sin las letras desgarradoras de Juan Gabriel? ¿Qué sería de nuestra educación sentimental sin canciones como Querida, o Inocente pobre amigo?  Raymond Williams, en su libro Marxismo y Literatura, anota que podemos concebir a la cultura como una “manifestación emergente”, entendida como “los nuevos significados y valores, nuevas prácticas, nuevas relaciones y tipos de relaciones que se crean continuamente” (1997:145). Lo anterior, se torna un poco complejo a la hora de plantearle a la industria cultural nuevas formas de composición musical, desarrollando y vinculando nuevas sonoridades y rompiendo otras. No obstante, estas nuevas musicalidades se tornan más efectivas, más incluyentes; lenguajes y expresiones que resaltan lo común de la gente.

 

 

 

Juan Gabriel se destacó por las miles de canciones de su autoría que muestran un profundo reflejo de la dura realidad que experimentó en su infancia, sus desamores, el abandono de su madre, las vicisitudes que vivió en el orfanato en Ciudad Juárez, entre muchas cosas. En cada una de ellas plasmó sus sentimientos más desgarradores y sus más profundas alegrías. También, por ejemplo, su canción Abrázame muy fuerte, compuesta a su hermana Virginia Aguilera, fue todo un triunfo comercial, lanzada como la segunda canción del albúm del mismo título Abrázame muy fuerte. Ha sido la canción de Juan Gabriel que más ha durado en la lista “Billboard top 50”,  fue número uno en la lista Billboard Top Latin Songs y,  posteriormente, el álbum se convirtió en todo un éxito. Juan Gabriel recibió tres Billboard Latin Music Awards por esta canción.

 

El recorrido histórico y musical de Juan Gabriel en la lista “Billboard top 50”  muestra su indiscutible éxito como solista en el año 2001 con las canciones Abrazame muy fuerte  e inocente pobre amigo. Este, alcanza a estar más de 45 semanas en la lista de los más vendidos. Durante cinco años seguidos (2005-2009) ninguna canción alcanzó  a estar en la lista Billboard, pero en el 2010, con la canción ¿Por qué me haces llorar?, retomó fuerza como solista,  alcanzando  a estar  20 semanas en la reconocida lista.

En esta canción ilustra la penosa situación de un hombre que sufre mucho por un amor que no es correspondido y que se burla de él. Despechado le dice que nunca antes había llorado, y menos de dolor.

 

Para que me haces llorar
Que no ves como te quiero
Y para que me haces sufrir
Que no ves que más no puedo
Yo nunca, nunca había llorado


Y menos de dolor, ni nunca
Nunca había tomado y menos
Por un amor

¿Por qué me haces llorar?
Y te burlas de mí si sabes
Tu muy bien que yo no se sufrir
Yo me voy a emborrachar
A no saber de mí que lo sepan
Que hoy lloré y que hoy me emborrache
Por ti



 

Vale la pena insistir en lo que Juan Gabriel ha caracterizado: lo popular en términos de lo simple, lo cotidiano, lo elemental, lo casi natural, encontrando en nuevas generaciones un proceso de inserción en poblaciones de todo tipo que lo asumen como ídolo, capaces de interpretar y de contar todo lo que hemos vivido, sufrido, soñado, gozado o experimentado en algún momento de la vida.


Por otro lado, Juan Gabriel realizó colaboraciones con muchos artistas, casi siempre reinterpretando sus canciones y sus letras con nuevos ritmos y acompañamientos. Algunas de sus colaboraciones más destacadas son las que realizó en el año 2001 con Nydia Rojas y su famoso tema No vale la pena, sin embargo, el tema No tengo dinero, en colaboración con A.B Quintanilla III, Kumbia Kings y El Gran Silencio, fue un éxito rotundo en el año 2003, posicionándose como la canción más escuchada de todas sus colaboraciones en la lista Billboard (61% del 100% de las semanas totales en billboard con colaboradores). Por último, y muy cerca a su muerte, tuvo dos colaboraciones más con artistas de talla internacional como Juanes y Marc Anthony. El primero con la canción Querida, y el segundo, con la canción Yo te recuerdo.

 



Podemos entonces preguntarnos sobre la manera en que las canciones y las letras de Juan Gabriel están contribuyendo al fortalecimiento y a la construcción de las identidades sociales, sean en el campo o en la ciudad, ya que antes quizá existía el imaginario de que los sectores marginalizados y populares eran los que levantaban las voces y le cantaban al despecho, a las mujeres y al desamor. ¿Será posible pensar en Juan Gabriel como un símbolo de la inserción cada vez mayor de este género en diversos sectores sociales? no solamente en los marginados o populares, sino en la construcción de sentidos e identidades que se están produciendo en el imaginario y en la realidad social.

 

Finalmente, y como lo menciona Antonio Gramsci, “el folklore no debe concebirse como una extravagancia, una extrañeza o un elemento pintoresco, sino como una cosa muy seria que hay que tomar en serio. Sólo así la enseñanza será más eficiente y determinará el nacimiento de una nueva cultura en las grandes masas populares, es decir, desaparecerá la separación entre cultura moderna y cultura popular o folklore” , es por esta razón que Juan Gabriel simboliza el rompimiento de un enfrascamiento social de clases y da luz verde para que el entendimiento popular, robusto de desengaño, amores y tristezas, se fortalezcan en términos de reconocimiento de una identidad común y latente por las músicas arraigadas que nacen desde aquí, desde lo cotidiano.

 ____

Gramsci, Antonio. Observaciones sobre el folklore, Cultura y Literatura. Aria. Barcelona, 1968. Williams, Raymond. Marxismo y literatura. Trad. Pablo Di Masso. Barcelona: Península, 1997

Fuente Imagen Abrázame muy fuerte http://www.universalmusica.com/wp-content/uploads/2016/02/juan-gabriel-abrc3a1zame-muy-fuerte-video-import.jpg

compartir

Datasketch

Datasketch

@datasketch

Equipo de datos