viernes, febrero 28 de 2020

Datasketch

Abril 22, 2017

"Nos imputan por exponer presuntos delitos con Football Leaks": Paula Guisado

Cuatro periodistas han sido imputados por un juez en Madrid tras las revelaciones de los malabares empleados por figuras del mundo del fútbol para evadir el pago de impuestos.

Datasketch

Datasketch

@datasketch

El titular del juzgado número 2 de Madrid, Arturo Zamarriego, ha imputado a Pedro G. Cuartango y a los periodistas Javier Sánchez, Paula Guisado y Quico Alsedo por supuesta revelación de secretos en la cobertura de la información de Football Leaks. El presidente de Unidad Editorial, Antonio Fernández-Galiano, también ha sido imputado.

 

La investigación, desvelada por  El Mundo como miembro de la red europea de investigación EIC, evidencia a las empresas fantasma, paraísos fiscales, investigaciones tributarias o malabares legales en los mejores bufetes de abogados de futbolistas, entrenadores y agentes del mundo del fútbol, para evitar el pago de impuestos.

 

La decisión judicial se suma a una denuncia inicial con la que se pretendía evitar que la investigación fuese publicada en diciembre pasado.

 

Datasketch entrevistó a la periodista de datos Paula Guisado, que participó en la investigación, para conocer cómo enfrentará junto con su equipo esta situación que amenaza directamente el derecho a la información.



  1. ¿Cuál es el argumento principal con el que el Juez Zamarriego decide imputarlos?

Se trata de una ampliación de la denuncia inicial, dirigida al diario El Mundo y su director, Pedro García Cuartango. La cuestión es que el bufete Senn Ferrero había puesto una denuncia por el robo de unos documentos. Cuando este periódico hizo la diligencia informativa, ellos fueron al juzgado y argumentaron que para tener la información que desvelábamos con nuestras preguntas teniamos que haber tenido acceso a sus documentos. El juez aceptó esta teoría y como medida cautelar nos prohibió publicar, algo que el director del periódico decidir no cumplir por la relevancia de la información. Después, Senn Ferrero presentó una denuncia posterior, acusándonos de desobediencia civil, de revelación de secretos y de organización criminal. Finalmente, la acusación de organización criminal ha quedado fuera.

 

  1. La información a partir de la que ustedes realizaron la investigación provino de una filtración. ¿Es en esto que se basa toda la acusación?

La cuestión es que El Mundo accedió a esta información a través de Der Spiegel, que la compartió con nosotros y los demás miembros de la red EIC. Der Spiegel es, por tanto, la fuente de nuestros datos. Senn Ferrero nos acusa de revelar secretos, sus secretos, porque la investigación que llevamos a cabo desvela conductas potencialmente delictivas y pone de riesgo su negocio.

 

  1. ¿No es un poco contradictorio que se les acuse a ustedes de revelar secretos y no haya ninguna denuncia por la veracidad de la información o por los presuntos delitos que desvela su investigación?

 

Lo que resulta extraño es que el juez Zamarriego atienda a esta denuncia después de haber visto que la información publicada es de evidente relevancia social y expone presuntos delitos que difícilmente podrían haberse conocido si no fuera con nuestra investigación. La información es verídica y decenas de periodistas la han trabajado durante meses. No hemos recibido ninguna denuncia sobre su contenido. Por eso, la estrategia de acusación de Senn Ferrero se ha centrado desde el principio en el presunto origen ilícito de los datos.



  1. ¿Cómo ha respondido El Mundo y los colegas del consorcio EIC ante esta situación?

Desde El Mundo y la red EIC se ha condenado claramente esta actuación, que atenta contra el derecho a la información. Organizaciones periodísticas de todo tipo nos han apoyado y estamos pendientes de ver cómo avanza el tema con la jueza que ha sustituido a Zamarriego.

 

 

compartir

Datasketch

Datasketch

@datasketch

Equipo de datos