domingo, julio 05 de 2020

Datasketch

Agosto 30, 2018

La mano firme, corazón grande de Duque.

 

Alicia Arango, la voz que le habla al oído al expresidente Álvaro Uribe, llega al ministerio de Trabajo con el fin de también hablarle muy cerca a Iván Duque, especialmente porque necesita una persona con mano firme y corazón grande con los trabajadores de Colombia.

Juliana Galvis

Juliana Galvis

@GalvisNieto

Imágen extraída de El Universal.

Puede revisar la red dando click aquí.

Alicia Arango, la voz que le habla al oído al expresidente Álvaro Uribe, llega al ministerio de Trabajo con el fin de también hablarle muy cerca a Iván Duque, especialmente porque necesita una persona con mano firme y corazón grande con los trabajadores de Colombia.

via GIPHY

La nueva Ministra de Trabajo es Administradora de empresas del CESA (Colegio de Estudios Superiores de Administración), con una Especialización en Gestión Pública e Instituciones Administrativas de la Universidad de Los Andes.

Fue en 1995 asesora de Adelina Covo en el ministerio de educación y luego pasó a ser directora del ICBF en Cesar y Cundinamarca de 1997 a 1998.

Luego fue secretaria de personal y asistente de dirección de Coldeportes, y también ejerció como subdirectora del Incolda (Instituto Colombiano de Administración). En la alcaldía de Enrique Peñalosa, fue nombrada Directora del IDRD de 1999 al 2002.

Y el cargo que le ha otorgado tanto status en las toldas uribistas es el de Secretaria privada del entonces presidente Álvaro Uribe de 2002 a 2010. Desde allí ha sido una de las principales aliadas e ideologas políticas de Uribe. 

En 2010 fue nombrada embajadora de Colombia ante la ONU. Y formado el Centro Democrático pasó a ser directora del mismo de 2013 a 2014, para luego ser jefe de campaña de Iván Duque.

compartir

Juliana Galvis

Juliana Galvis

@GalvisNieto

Politóloga. Actualmente lidera el desarrollo de la base de datos de las conexiones de poder político en Colombia y otros países.

artículos relacionados

Anticorrupción

Agosto 29, 2018

¿Ángela María Orozco no tenía que ser la ministra de comercio?

La actual ministra de transporte, quien ahora tiene que enfrentar temas como el cierre de la Vía al Llano, y otros asuntos con concesionarios de vías por todo el país, parece que hubiera sido designada al cargo incorrecto porque nunca se ha enfrentado a problemas tales como los que esa cartera lo demanda. ¿Será que Marta Lucía Ramírez se equivocó y en vez de mandarla a Comercio Exterior la mandó a Transporte?