domingo, noviembre 29 de 2020

Datasketch

Julio 09, 2019

Mujeres en la programación, capítulo 3: Mary Allen Wilkes

Hablemos de la presencia femenina en el universo de la programación.

Andrea Cervera

Andrea Cervera

@andescribe

La presencia de las mujeres en la programación ha sido ignorada y casi borrada de la historia. Aún no se reconoce el trabajo que hicieron y siguen haciendo en el universo de la programación, por eso queremos hablar de su rol a través de una serie de artículos sobre ellas y su contribución a la ciencia.

Capítulo 3: Mary Allen Wilkes

Dedicaremos este capítulo a Mary Allen Wilkes, abogada, profesional en filosofía y antigua programadora. Wilkes a los 22 años y recién graduada de filosofía, decidió dejar atrás su sueño de ser abogada y entrar al universo de la programación, se presentó ante el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) en un momento en el que las personas aun si no contaban con formación profesional, podían ingresar a trabajar en el campo con más facilidad, ya que el área de conocimiento de la programación era casi inexplorado. Entonces personas como Wilkes que contaban con educación en áreas lógicas, tenían aún más posibilidades de conseguir un empleo. 

Mary Allen Wilkes trabajó en el MIT de 1959 a 1963 y en las computadoras IBM 709 y TX-2. Desde 1961 estuvo diseñando el sistema operativo para la computadora LINC (Laboratory Instrument Computer), la que sería la primera computadora portátil del mundo, tendría teclado y una pantalla y su uso sería mucho más sencillo que el de las computadoras de la época. Trabajó además en el sistema operativo LAP (LINC Assembly Program) hasta que llegó al LAP6.

En 1964 le dieron la posibilidad de trasladarse a St. Louis, pero finalmente decidió quedarse en Baltimore con su familia. Es así cómo decidieron enviarle una computadora LINC a su hogar y así se convertiría en la primera persona en el mundo en tener una computadora en su hogar. El aparato ocupaba un espacio en la sala principal a los pies de la escalera, sería el lugar donde Wilkes seguiría programando. 

En una entrevista realizada a Wilkes por DigiBarnTV decía: “no conozco a ninguna otra persona que haya tenido otra computadora en su casa en aquella época” demostrando lo orgullosa que se sentía por el honor de haber sido el primer ser humano en el planeta en trabajar desde su casa. 

En el especial periodístico “The Secret Of Women in Coding” del New York Times, relata: “Cuando Wilkes habla con programadores jóvenes, estos usualmente se sorprenden al saber que las mujeres eran las pioneras e innovadoras del campo de la programación, una presencia común en las corporaciones americanas. Sus bocas se abren en sorpresa - dice Wilkes. Ellos no tienen ni la más mínima idea”.

En 1972, Wilkes dejo la programación para perseguir su sueño: ser una abogada. Estudió en Harvard y pasó las siguientes décadas ejerciendo la profesión. Hoy a sus 81 años sigue siendo un referente de la programación en el mundo.

compartir

Andrea Cervera

Andrea Cervera

@andescribe

Periodista y Comunicadora Social, reportera de contenido basado en datos e investigadora aplicada en temas de datos abiertos.

artículos relacionados

Género

Junio 26, 2019

Mujeres en la programación. Capítulo 2: 40’s y 50’s

Hablemos de la presencia femenina en el universo de la programación.

Tecnología y Sociedad

Junio 10, 2019

Mujeres en la programación. Capítulo 1: ADA LOVELACE

Hablemos de la presencia de femenina en el universo de la programación.